jueves, 29 de marzo de 2018

APORTAR


PROYECTO:  “APORTAR”
Encuentros de diálogo y reflexión.
Taller de reflexión para adultos mayores
Lic. Marta N. Sosa

“La vejez no es un fracaso, son victorias de la vida”.

Desde años remotos, se viene manteniendo que la vejez es la desvinculación del individuo de la sociedad, ya que el envejecimiento normal se acompaña de un distanciamiento recíproco entre las personas que envejecen y los miembros del sistema social al que se pertenece.
Las personas se identifican con el rol social que desarrollan “soy ama de casa” o “soy médico”, “soy padre” “soy comerciante”. Al llegar el tiempo de la jubilación, o partida de los hijos del hogar, esto cambia y se hace necesario redimensionar el sentimiento de identidad y la autoestima.
La jubilación es sinónimo de inutilidad. Las personas piensan que estorban, que nadie los quiere, que se olvidan de ellos. Y, otros se tornan agresivos, trayendo consecuencias negativas a sus vidas.


OBJETIVO GRAL. DEL PROYECTO:

 Generar espacio de vinculación participativa (univer.-comunidad) que contribuyan a la reflexión y la valoración de las capacidades propias del adulto mayor, teniendo como meta mejorar su calidad de vida.

Desarrollar acciones que contribuyan a que los adultos mayores participen en nuevas prácticas socioeducativas, inclusivas tendientes a mejorar su calidad de vida.

Crear espacios de estimulación personal y construcción de aprendizaje que permitan la reflexión, el intercambio y la valorización de las capacidades propias.

Favorecer las habilidades intelectuales mediante la participación en actividades de desarrollo cultural.

Ofrecer diversas actividades de recreación que incrementen la autoestima y favorezcan los vínculos sociales.

Fomentar y capacitar.

APORTAR es lo que quiere el adulto mayor. Antes tenía mucha energía y poco tiempo, y, ahora se han invertido los valores, tiene mucho tiempo y menos energía.

lunes, 15 de enero de 2018

SOBRE LA FRASE "ANTE UNA VIOLACION, RELAJATE Y GOZA"

Una frase muy inadecuada, porque moviliza el miedo arcaico que suele acompañarnos a nosotras desde siempre, condiciona y regula nuestro comportamiento.
¿Cómo se puede llegar a gozar si no hay deseo?
La satisfacción real o alucinatoria, constituye el fundamento del deseo, y, queda unida a la imagen del objeto que ha provocado la satisfacción. En el caso de violación, la imagen del objeto que ha provocado el buso será el desencadenante del TRAUMA.
Este desafortunado dicho popular, podría relacionarse a mi entender, con el hecho que ante una violación, el violador necesita para concretar su propia satisfacción, que la víctima se altere y luche en su defensa; lo que aumenta la excitación de este tipo de maníacos, por ende la carencia de lucha y pasividad por parte de la víctima, bajaría la libido del agresor.
La víctima al relajarse perdería la atracción sexual que necesita el violador para excitarse (aunque no en todos los casos).
O sea, es una frase pasada de época, al igual que el machismo que represento por muchos años.
Violación es sinónimo de agresión, de impunidad, de ver al otro como un objeto para mi propia satisfacción.

domingo, 20 de noviembre de 2016

SALVADOR DALÍ Y SU MÉTODO PARANOICO-CRITICO

                                                                      
                                             SALVADOR FELIPE JACINTO DALÍ


Siempre me gustó incursionar en diferentes técnicas del arte. Y así encontré a DALÍ, un loco lindo que pasó por todas ellas.
Este pintor español nació el 11 de mayo de 1904 en Figueres, Gerona España y falleció el 23 de enero de  1989, a los 84 años.
Tuvo una buena niñez. Muchos años más tarde escribiría en su autobiografía “LA VIDA SECRETA DE SALVADOR DALÍ”(1942) “a los 3 años quería ser cocinero. A los 5 quería ser Napoleón. Mi ambición no ha hecho más que crecer y ahora es la de llegar a ser Salvador Dalí y nada más. Por otra parte esto es muy difícil, ya que, a medida que me acerco a Salvador Dalí, él se aleja de mí.”
Este objetivo no habría de alcanzarlo nunca. Dalí decidió ser excesivo en todo, interpretar numerosos personajes y sublimar su angustia en una pluralidad de delirios humorísticos y sórdidos. Se definió a sí mismo como “perverso polimorfo, rezagado y anarquizante” o “blando, débil y repulsivo”.
A los 12 años descubre el estilo de los impresionistas franceses y se hace impresionista; a los 14 años ya ha trabado conocimiento con el arte de Picasso y se ha hecho cubista, y a los 15 años se ha convertido en editor de la revista STUDIUM, donde dibuja brillantes pastines para la sección titulada “Los grandes maestros de la pintura”.
Admira a Diego Velazquez.
Se deja el bigote que le da mucha fama por su personalidad. Conoce a GALA que era rusa con 10 años más que él y casada. En 1932 se divorcia y se casan en 1934 y al morir el primer esposo lo hacen por iglesia.
Dalí es original hasta por la elección de mascota que era un oso hormiguero.
La academia real de arte lo expulsó dos veces.  Según él tenía más aptitud que los profesores que le tomaban las pruebas.
Conoció a Picasso y a Miró.
La más importante de sus pinturas “La persistencia de la memoria” de 1931. Se analiza en ella el tiempo y espacio, sueños de Dalí es una figura central del cuadro y fue completada durante la etapa Freudiana.
Autorretrato” de 1933 explora el cubismo pero puede ser indicativo a cerca de él mismo tratando de encontrar su individualidad.
“Venus y un marinero” de 1925 es su obra principal del cubismo (el marinero parece ser un muñeco comparado con venus).
Del cubismo fue al surrealismo lo que lo hizo más famoso, con su método paranoico-crítico (composiciones con su universo onírico o simbólico, inquietante y perturbador).
Hizo una película con Wall Disney.
En 1929 pintó  “El gran masturbador”.
En 1958 realizó cuadros sobre los acontecimientos de la historia y la más famosa es “Descubrimiento de América por Cristóbal Colón”.
El museo Dalí en Doria tiene 95 cuadros de él.
En 1980 se jubiló debido a sus manos temblorosas, y en 1982 con la muerte de Gala, le trajeron tristeza y depresión.
En 1984 se quemó en un fuego que se originó en el castillo y debió usar un marcapaso y se mudó a su museo en Figueras hasta su muerte.



Su longeva existencia se mantuvo igualmente fiel a un paisaje deslumbrante de su infancia (PORT LLIGAT) una bahía abrazada de rocas donde el espíritu se remansa, ora para elevarse hacia los misterios más sublimes, ora para corromperse como las aguas quietas.
Místico y narcisista, impúdico exhibidor de todas las circunstancias íntimas de su vida y quizás uno de los mayores pintores del siglo XX, Salvador Dalí convirtió la irresponsabilidad provocativa no en una ética, pero sí en una estética, una lúgubre estética donde lo bello ya no se concibe sin que contenga el inquietante fulgor de lo siniestro.
Pintor, escultor, grabador, escenógrafo, escritor. En 1938 en Londres visita a Freud quien ya exiliado lo recibe (decía que la cabeza de Freud le evocaba un caracol) y así lo retrató, dijo dibuje su muerte un año antes que sucediera.
Sin el psicoanálisis no habría habido el surrealismo y sin Freud no habría habido Dalí. Dalí sacó su propio provecho de las teorías freudianas creando su propio método de análisis. Y pienso que el mayor bien que cada uno puede hacer por los otros es el de hacer su propio análisis.
Dalí habla de su pintura como una especie de catarsis mediante la cual el artista logra escapar de sus propias represiones y fobias, que de otro modo le hubieran inducido a la locura (en su obra es actor y espectador).
Para Freud las obras de Dalí son manifestaciones simbólicas de sus obsesiones.
Incluso escribió en 1932 conceptos como el enigma de la sexualidad femenina y el goce materno, ideas que pudieron influir al psicoanalista LACAN, para sus elaboraciones sobre la angustia.
El automatismo: consiste en reflejar imágenes reales y mezclarlas con lo irracional del inconsciente pero sin ejercer ningún control del proceso de creación.
El método paranoico-crítico, en cambio, parte de imágenes reales, desde una mancha a un objeto, sobre las que se proyecta su subconsciente de forma crítica y consciente. Es decir, consiste en dejar aflojar las fobias, obsesiones o influencias del artista en el lienzo de forma que surjan composiciones caóticas, delirantes y enigmáticas.
De esta forma, se produce un conflicto entre cómo es la realidad y cómo quiere el paranoico que sea. Y así cómo a través de esas imágenes dobles cada espectador verá una u otra realidades en un cuadro de Dalí, dado que cada uno de nosotros interpretamos desde nuestro subconsciente. “Lo que vemos en las cosas no está en las cosas, sino en el fondo de nuestra alma” explicaba el pintor.
Dalí creó este método después de leer “La interpretación de los sueños” de S. Freud.
“El Divino” era incapaz de explicar en qué consistía el método pero era tan eficaz que podía ganar mucho dinero. “Y gracias a él me estoy haciendo multimillonario”.




jueves, 29 de septiembre de 2016

ORIGENES SOCIALES Y COGNITIVOS DEL PREJUICIO (monografía)

ORIGENES SOCIALES Y COGNITIVOS DEL PREJUICIO


1.       Definición
2.       Manifestaciones del prejuicio
3.       Orígenes del prejuicio
4.       Consecuencias de prejuicios
5.       Eliminación de prejuicios


INTRODUCCIÓN:

El prejuicio constituye una característica humana de larga data, al igual que otros fenómenos como la violencia y la exclusión. Las personas no escapan a esta característica; sin embargo, sí existen diferencias  individuales y grupales al respecto.
En nuestro país, los prejuicios y la discriminación (esta última como expresión conductal) han sido identificados tanto en relación a grupos extranjeros como en relación a grupos nativos oriundos del norte o sur, sin existir un concepto claro de nación, sino apenas de grupo.
Pero, ¿por qué es importante conocer el tema de los prejuicios, cómo surgen, si es posible que dejen de existir? A lo largo del presente trabajo se pretende profundizar este tema, analizando algunos aspectos fundamentales.

1.       LOS PREJUICIOS. DEFINICIÓN CONCEPTUAL

Para Light, Keller y Calhoun “el prejuicio es una predisposición categórica para aceptar o rechazar a las personas por sus características sociales reales o imaginarias”. Al igual que estos autores, muchos otros sociólogos y psicólogos sociales han trabajado el tema de los prejuicios en el marco de las relaciones sociales. El prejuicio es una característica humana, que si bien ha sido definida de manera diferenciada por distintos autores ofrece algunos componentes comunes, en los cuales nos detendremos brevemente.
El prejuicio como actitud. El prejuicio constituye una actitud, es decir, una predisposición personal a responder de cierta manera frente a un estímulo. Se considera que el prejuicio es una actitud, en tanto condiciona la respuesta personal hacia el medio, de acuerdo a un precepto anterior. Característica importante es que la persona tiene una posición personal sobre una situación sin conocerla en profundidad, de allí su significado etimológico (pre-juicio: juzgar sin conocimiento previo).
Es importante mencionar que las actitudes constituyen patrones de conducta con respecto a situaciones. El hecho de tener una predisposición hacia un evento, persona o cosa, hace más sencillo dar respuesta a ello, haciéndose innecesaria una evaluación personal profunda cada vez que hay un acercamiento.
Tiene una connotación negativa. Para algunos autores, el prejuicio puede tener una connotación negativa (de rechazo) o positiva (de aceptación). Sin embargo, para la mayor parte de los autores revisados (Gerrig y Zimbardo, 2005, entre otros), el prejuicio mismo tiene una connotación negativa.
Las actitudes negativas hacia un grupo implican sentimientos o creencias de desvalorización hacia el mismo, expresando un desacuerdo evidente, e incluso desprecio, hacia condiciones o características del grupo.
Es una actitud aprendida. Existen teorías antiguas, basadas en estudios  con chimpancés, según las cuales el prejuicio es una actitud controlada de manera biológica (condición innata). Sin embargo, según las teorías modernas, el prejuicio es una actitud aprendida, en base  a experiencias que la persona ha tenido a lo largo de su vida, principalmente durante la infancia.
Tiene efectos o consecuencias dañinos. El prejuicio es un juicio de valor negativo ante un grupo y basado en información insuficiente o incompleta. Con esta base, cualquier conducta prejuiciosa que se lleve a cabo va a ser de tipo antisocial o, por lo menos, inadecuada, teniendo escasa contribución positiva al desarrollo de la sociedad. En muchos casos, el prejuicio lleva a ofender a grupos y a generar ira y odio.
Está basado en una visión distorsionada de la realidad.  Los prejuicios constituyen formas de interpretar la realidad. Definitivamente, tienen una base real, sin embargo contienen información errónea, exagerada o generalizaciones accidentales (no comprobadas científicamente). Por ejemplo el prejuicio según el cual los hombres  son más violentos que las mujeres, tiene una base en lo real; sin embargo, la diferencia entre conductas violentas  de hombres y mujeres no es tan grande como parece.
Implica convicción y resistencia al cambio. Una de las características más interesantes de los prejuicios es su dificultad para ser eliminados, en tanto la persona cree en su veracidad. Se considera que una creencia errónea es un prejuicio cuando existe resistencia al cambio, además del convencimiento de que todas las personas de un grupo tienen las mismas características. Generalmente, los prejuicios arraigan en el pensamiento de las personas, siendo confirmados permanentemente por nuevas experiencias. La convicción impide aceptar refutaciones.

2.       MANIFESTACIONES DEL PREJUICIO

El prejuicio, como una predisposición personal, se traduce en comportamientos con contenido negativo hacia una persona o grupo de personas. Dichos comportamientos (reales y observables) son llamados discriminación.
La discriminación supone maltratar o limitar posibilidades a personas, por tener características especiales que definen su pertenencia a un grupo.
Manifestaciones del prejuicio según contenido. Los prejuicios pueden tener contenidos distintos, siendo algunos más conocidos y evidentes que otros: prejuicio racial y étnico, prejuicio religioso, prejuicio de género, prejuicio por orientación sexual, prejuicio estético.

3.       ORIGENES DEL PREJUICIO

El prejuicio, en definitiva, es una característica humana que tiene sus orígenes en aspectos muy variados, tanto en condiciones psicológicas (cognitivas) como en características del medio en el cual la persona se desenvuelve (sociales-culturales)

     4.       CONSECUENCIAS DEL PREJUICIO

Para las personas discriminadas, actitudes de este tipo generan  exclusión y aumentan las brechas sociales de los grupos humanos. Las personas discriminadas suelen tener menos acceso a servicios sociales y educativos.
A nivel personal, los prejuicios influyen en la manera de percibir la realidad, en la forma de aprender, de interpretar estímulos ambiguos, en el tipo de información que se retiene, en los materiales que se revisa, etc. Todo ello tiene como consecuencia una paralización personal.

5.       ELIMINACION DE PREJUICIOS

Los prejuicios,  como aspectos enraizados en la ideología y estilo de vida de las personas, son difíciles de cambiar.
Los estudios demuestran que los estereotipos y prejuicios pueden reducirse exitosamente y la percepción de la realidad puede volverse más exacta cuando las personas conocen sus beneficios y se encuentran motivadas al cambio.
Una de las formas más efectivas para lograr el cambio de actitudes es desarrollar empatía, es decir, la capacidad para ponerse en lugar del otro.
También es posible disminuir los prejuicios aumentando y mejorando la calidad del contacto con otros grupos.
Las relaciones positivas que devengan en una amistad con personas de otros grupos, disminuyen significativamente los prejuicios.
Otro método interesante para reducir el prejuicio y la discriminación, es establecer reglas y normas sociales que exijan un trato justo.
Definitivamente, el método más adecuado para disminuir la discriminación y el prejuicio es la educación. Para algunos psicólogos sociales es importante enseñar a identificar los valores y actitudes personales, así  como analizar las inconsistencias en los valores, creencias, actitudes y comportamientos propios. Asimismo, una educación basada en la aceptación y tolerancia hacia opiniones y propuestas distintas o contrarias a las propias pueden contribuir a eliminarlo.

jueves, 11 de agosto de 2016

MIS TARDES CON MARGUERITTE...(película interpretada desde la psicología positiva)

INTRODUCCION:

La psicología como ciencia no solo debe estudiar las patologías sino que debe dedicar un mayor esfuerzo fundamentalmente en prevenir, aquí está la mejor propuesta de la psicología positiva. Por eso elegimos entre varias películas “Mis tardes con Margueritte”, para observar los procesos cognitivos que subyacen en las capacidades y emociones positivas de los protagonistas. Pretendemos con este trabajo y  de acuerdo a lo planteado por Martín Séligman “La auténtica felicidad” de sus protagonistas, ya que según sus propias palabras la felicidad trae más felicidad.

DESCRIPCION:

Es un tierno relato sobre la amistad entre dos personas que se complementan.

SINOPSIS ARGUMENTAL:

La historia transcurre principalmente en una plaza y en un banco donde todas las tarde se reúnen los personajes para compartir aventuras y reflexiones del universo de los libros.
El centro de este relato es Germain, un hombre maduro, tosco, casi analfabeto, que se gana la vida vendiendo frutas y verduras que él mismo cosecha. Está atrapado en una vida opaca, sufre la indiferencia de su madre, el maltrato de su maestro, rodeado de amigos que se burlan de su torpeza e ignorancia, hasta que una tarde conoce a Margueritte, y todo cambia.
Margueritte es una anciana de 95 años, frágil, simpática, curiosa, apasionada lectora, y quien, por sobre todas las cosas, lo considera, lo escucha y dialoga con él.
A través de los relatos compartidos, Germain se va descubriendo y transformando en alguien más libre y seguro. Ella lee en voz alta, y él se imagina las historias en su cabeza. Comparten conocimientos y se enriquecen uno del otro. Su amistad se complementa y los hace más felices.

DESCRIPCION GERONTOLOGICA DE LOS PERSONAJES:

Germain (Gérard Depardieu): es un hombre maduro, inculto, obeso, segregado a vivir en un tráiler y cuidar a su madre.
Margueritte (Giséle Casadesus): es una anciana muy delgada, pequeña, de contextura frágil, llena de vida, culta, curiosa y apasionada lectora.



BUSQUEDA Y ANALISIS DE LOS CONCEPTOS VISTOS EN PSICOLOGIA POSITIVA:

Inteligencia emocional: es la capacidad para identificar, expulsar y manejar sabiamente sus propias emociones y la de los demás. Germain es capaz de motivarse y persistir frente a las decepciones; controlar el impulso; mostrar empatía, abrigar esperanzas; y tener la habilidad como dice Aristóteles “ponerse furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto y de la forma correcta”.

Optimismo: al finalizar muestra una actitud positiva ante la vida y cree que las cosas pueden salir bien. Rescata a Margueritte, se reconcilia con su madre muerta, va a ser padre y formar una nueva familia. Dice “vamos a casa”.

Autoestima: alta autoestima es indicio de vida feliz y por el contrario baja autoestima es indicio de depresión: Baja= “A mí la lectura no se me da” (recuerda al maestro molestándole). Su madre lo llama “eso”. Dice él “algunos nacen por descuido”. “No tuve un modelo, tuve que aprenderlo yo hacerlo todo solo”. Es compensado por la Alta: “Leer también es escuchar”. ”Eres un lector excelente”. Le dice a su novia “que le puedo ofrecer yo a un niño” y  ella responde “amor”.

Amor: solicitud, afecto e intimidad con Margueritte y con su novia. “Le cuento todo como si esto fuera una cita “dice ella. “Una cita de enamorados” dice Germain. Demuestra su afecto cuando va a tomar el té al asilo y le lleva un ramo de flores  a Margueritte.

Sabiduria: Ayudar al otro, ser más humano. Margueritte lee y él imagina lo que escucha.
Margueritte le dice “leer también es escuchar”. Ambos disfrutan plenamente del encuentro que comparten.

Liderazgo: De a poco Germain va  cambiando su rol dentro del grupo del bar. Del ignorante pasa a ser requerido por su información y conocimiento.

Motivación: Hacer lo que le gusta y quiere. Ahora va a ser papa, y se lleva a vivir con él a Margueritte.

Perdón: transforma la percepción de lo sucedido en su vida, o sea lo malo es el comportamiento y no la persona de su madre.

Resiliencia:   capacidad de Germain de soportar situaciones difíciles, saliendo más fortalecido de ellas. Dice “en las historias de amor no siempre hay solo amor, a veces no hay ni un te quiero y sin embargo queremos”.

Emociones positivas: al pasado de Germain con gratitud, resignación, serenidad y satisfacción.
Germain agradece la actitud de su madre, cuando después de muerta se entera que toda su vida ahorro dinero para comprar su casa. Tiene un gran corazón y quiere consolar a la dueña del café porque la dejó su novio y le agradece de ese modo  por haberle prestado la camioneta con la que vendía sus verduras. Hablando del libro LA PROMESA DEL ALBA se ve en él resignación y serenidad cuando dice “la vida te hace promesas que luego no cumple” “si alguien no recibe suficiente amor en su infancia aún le quedan muchas cosa por descubrir”.
Al presente: alegría y amor (busca a Margueritte y a su novia para formar una nueva familia).
Al futuro: confianza, seguridad, esperanza y optimismo. Conduciendo el camión después de retirar a Margueritte del asilo le dice “vamos a casa a mi casa” “a empezar una nueva vida”.

Buen humor: Margueritte dice “la vejez es una carga. Sobre todo para los demás. Pero en fin el privilegio de la edad es que cuando uno se aburre a menos no es por mucho tiempo”. El humor los hace sentir bien a los dos (compartir el sándwich) y a las situaciones difíciles les encuentran el lado gracioso. Ella se escapa del geriátrico y él supera su desamor.


CONCLUSIONES O SINTESIS:

Germain asocia constantemente recuerdos vividos en su infancia asociados a situaciones actuales (frustración – humillación). Es una proyección de su mundo interno (personas o situaciones) que reflotan en escenas nuevas de su mundo externo.
Nos constituimos desde que somos alguien para el otro, desde el deseo de alguien. Estos deseos y depositaciones no son buenos en Germain. Constituye su YO como una molestia, error, carga. Y su mecanismo de defensa frente al mundo es “NO PUEDO”.
Germain asume el rol adjudicado por su madre y maestro (asunción/adjudicación). Se transforma en portavoz y depositario de la ansiedad familiar.
Su madre se siente mal por la forma que lo tuvo, deposita en él toda su frustración y lo segrega a vivir fuera de la casa en un tráiler.
Aprende a empoderarse porque gracias a Margueritte fortalece sus capacidades, confianza, visión del mundo exterior, para impulsar sus cambios positivos en las situaciones en que transcurre su vida.
Germain con ayuda de Margueritte y su novia conoce un nuevo rol para desenvolverse y hacer frente a la nueva vida positiva que le espera.

NARCISISMO



Amor a la imagen de uno mismo (mito de Narciso). En 1910 Freud utiliza el término narcisismo para explicar la elección de objeto sexual en los homosexuales (se toman a sí mismos como objeto sexual, parten del narcisismo y buscan jóvenes para poder amarlos como su madre los amó a ellos.

Y estableció en el CASO SCHREBER la existencia de una fase intermedia entre autoerotismo y el amor objetal. Es un caso de paranoia autobiográfica del doctor en derecho Daniel Schreber, que Freud analizó. Comienza con un acceso de hipocondría por lo cual es internado durante 6 meses, salió aparentemente recuperado de la clínica y llevo una vida normal durante ocho años (período que solo se vio opacado por la imposibilidad de tener hijos). Cuando lo nombran presidente del tribunal de Dresden, aparecen algunos sueños: * recaída de la enfermedad, * se le impone la idea de que debería ser agradable ser una mujer en el momento del coito (idea que al despertar rechaza inmediatamente). Al tiempo comienza con fuertes insomnios y por esta situación es vuelto a internar. El cuadro que presenta es de: * ideas hipocondríacas (asegura que se va a morir)* ideas de persecución junto con alucinaciones visuales y auditivas, * se creía muerto y putrefacto, * tentativas suicidas. Luego de iniciado este proceso, el delirio toma un matiz místico y religioso ya que habla directamente con Dios, los demonios lo hostigan, y ve apariciones milagrosas. Comienza a insultar a sus persecutores. Y el principal es su médico de cabecera al que acusa de ser “asesino de almas”.  Comienza a desplegarse su delirio que luego de varias transformaciones termina subsistiendo junto a su personalidad llegando así a una estabilidad y su médico le da nuevamente el alta.
Desarrollo del delirio: transformación en mujer. Al principio esta transformación está puesta  sólo al servicio de las satisfacciones sexuales de su doctor, para hacerlo un esclavo en cuerpo y alma, y luego abandonarlo a la muerte y putrefacción. A este momento Freud  lo define como de manía persecutoria para luego pasar al de manía de grandeza cuando al final del delirio la transformación en mujer se pone al servicio de una misión redentora ,  devolver a los hombres la bienaventuranza perdida y así es como accede a convertirse en la mujer de Dios que será fecundada por el mismo para dar lugar a una nueva generación. El dice los hombres se componen de cuerpo y nervios, Dios es sólo nervio. Los nervios divinos, en su capacidad de crear, se llaman rayos. Cuando un hombre muere, los nervios son sometidos a un proceso de purificación para ser luego incorporados nuevamente a Dios y por este proceso las almas de los hombres que murieron gozan de bienaventuranza. Durante este proceso las almas aprenden el lenguaje que habla Dios que es la lengua fundamental. Dios no es un ser simple sino que se halla dividido en uno inferior y uno superior. ÉL denuncia, que Dios, acostumbrado a tratar con muertos, no comprende a los vivos.
Lacan analiza el discurso que da fe de las relaciones eróticas del sujeto con Dios teniendo en cuenta que es éste quien habla a través de los rayos divinos en la lengua fundamental y se trata de un Dios que no tiene trato con vivos. Y en la reconciliación que al final lo sitúa como la mujer de Dios. Lacan va a trabajar el comienzo de la psicosis.
Es una fase intermedia entre autoerotismos y el amor objetal: TOTEM Y TABU
Freud se refiere al comienzo de las sociedades y si hay conexión entre las sociedades animales y humanas.
Darwin observa la horda primitiva: Un único macho y los hijos son expulsados.
Los hermanos se unieron para darse fuerza y poder matar al jefe de la horda, severo y celoso. Luego comieron su cadáver par identificarse con él y que cada uno tuviese un poco de la fuerza del padre.
Pero como también amaban al padre vino luego el arrepentimiento, naciendo así el sentimiento de culpa en la humanidad, volviéndose el muerto más fuerte de lo que había sido en vida.
Desde esa conciencia de culpa por el asesinato del padre por parte se los hijos varones nacieron las dos prohibiciones totémicas:
No matarás al animal totémico: no repetirás el asesinato del padre, porque si otro macho ocupa el lugar del padre entonces hay que matarlo por ser el macho dominante.
Prohibición del incesto: no gozarás de las mujeres del clan (ya que era lo que el padre originalmente prohibía), las mismas se reparten y existe una que es prohibida (exogamia).
El pasaje a la cultura implica estas dos prohibiciones que derivan en TABU.
El banquete totémico: existe una adoración al tótem y comienza con una repetición del acto donde buscan asemejarse al tótem, se identifican con él. Al comérselo lo incorporan por la via del canibalismo (incorporan fragmentos del tótem= identificación).
Desde la culpa se originó la prohibición de los dos deseos reprimidos en el Complejo de Edipo (no matar y no tener relaciones incestuosas)
Hay algo que queda reprimido: en lugar del asesinato del padre aparecen el enaltecimiento del padre: religión (Corán, catolicismo, judaísmos).
Las religiones son transformaciones de este mito: asesinato del padre que se enaltece como padre muerto y su deseo deviene en ley: padre idealizado (sentimiento ambivalente).

El narcisismo es un equilibrio entre la libido del yo (cargada en el yo) y la libido del objeto. Cuanto más aumenta el equilibrio de una se empobrece la otra. Es un estacionamiento de la libido, que no sobrepasa el objeto
LACAN lo llama “fase del espejo” (identificación): el niño que aún no camina no posee una imagen integrada de su cuerpo, sino fragmentada. Es decir no relaciona las diferentes partes de su cuerpo como formando parte de un todo. Para conseguirlo deberá pasar por una fase especial de desarrollo psíquico, denominada la fase del espejo. Que ocurre entre los 6 a 18 meses de vida. La fragmentación experimentada por el niño se transforma en una unidad corporal, por su imagen en el espejo, adquiere la primera sensación de unidad e identidad.

NARCISISMO PRIMARIO: ausencia de total relación con el ambiente y una identificación entre el yo y el ello, sería anterior incluso a la constitución de un yo (vida intrauterina). El niño carga toda su libido sobre sí mismo (omnipotencia en sus pensamientos). REGRESIÓN
MELANIE KLEIN dice que no puede hablarse de fase narcisista pues desde el origen se instituyen relaciones objetales. Retorno de la libido hacia objetos internalizados.
NARCISISMO SECUNDARIO: formación del yo por identificación con otro.
 LIBIDO……… FREUD energía. Resultado de la transformación de la pulsión sexual en cuanto al objeto (desplazamiento) = sublimación…. Diversidad de zonas erógenas = meta…excitación sexual.
LIBIDO………. JUNG energía psíquica presente en todo lo que es “tendencia a “.
                                                                          
ACTUALIDAD:

Entre el 60 y 75% de las intervenciones terapéuticas del niño y del adolescente tienen una duración no superior a diez sesiones; son por  consiguientes breves, sea por decisión clínica, sea simplemente por interrupción no deseada.
Por narcisista entendemos lo esencial  del concepto de Freud: amor hacia sí mismo y búsqueda de la satisfacción de esta pulsión por la admiración. Pero también relación narcisista, es decir una relación con el otro (o aspectos del otro) visto como propio (trastorno cognitivo de la identidad).
Freud no se ocupó de las relaciones de los padres con los niños, sino siempre de las relaciones de los niños con los padres. Para él existe en los padres una compulsión a atribuir a su hijo todas las perfecciones. Más tarde escribirá que los padres proyectan en el niño su ideal del yo.. El amor de los padres por sus hijos sería pues narcisista (amor por ellos mismos)
Pero descubrió en la psicopatología adulta (personalidades narcisistas) una forma de relación amorosa adulta: el sujeto coloca (proyecta)en su objeto de amor (personas más jóvenes del mismo sexo)su propi persona infantil, mientras que él mismo actúa el rol de la madre ideal de su infancia que ha creído o deseado tener, madre ideal que satisfacería todos sus deseos.
Sin embargo en la práctica clínica de consulta terapéutica padres/niños, hemos visto que estas relaciones adultas están presentes en las relaciones padres/hijos.
Un ejemplo es la madre que proyecta en su hijo la imagen del padre muerto, para negar el duelo y se identifica y juega el papel de la niña que fue, en relación con su padre vivo. O del padre que ve en su hijo el niño ideal que habría querido ser, y se identifica con el padre igualmente ideal que habría querido tener.
Otro ejemplo: Se trata de una madre de un niño de 4 años que consulta por retraso del lenguaje y porque es “infantil” y  “pegado a ella”.
La madre en determinado momento va a asociar:  Tiene mucho miedo que le pase algo al niño, por ej. Dejarlo con el terapeuta solo en la consulta “nunca se sabe”, o también q se lo roben en la calle. Habla de un período en el que se encontraba muy sola, triste, con frecuentes lloros en relación con la separación debida a la emigración, cuando quedó embarazada estaba aún más triste. Todo cambia con el nacimiento del niño. Se encontraba muy bien “era todo para mí”.
Más tarde en la entrevista, cuando habla de su infancia y adolescencia, cuenta que fue criada por sus abuelos y siempre tuvo una relación muy estrecha con su abuelo. “Era el más importante para mí”. La muerte del abuelo fue muy difícil y dolorosa (duelo en realidad negado), “siempre pensaba, todo el tiempo, hasta que tuve el niño” “El niño cambio mi vida. Desde entonces nunca más estuve triste” Al comentarle que ahora tiene miedo que lo roben y está muy inquieta, responde “¿Cómo quiere usted que no lo esté?”, ¡es una parte de mí!.
Interpretación
O sea que una pérdida de un objeto central en su vida (el abuelo) que concentraba todos sus sentimientos y también una identificación narcisista (poca diferenciación entre ella misma y la imagen de ese abuelo querido). El sentimiento de pérdida del abuelo fue agravado por la emigración y la separación de su familia y amigos.
El niño vino a representar y remplazar este objeto. En consecuencia el niño real recibió una proyección identificativa de la madre, era el abuelo, y de esa forma una parte de sí misma.
De esta manera la madre negaba el duelo y combatía sus sentimientos de pérdida y separación y continuaba viviendo una relación con el abuelo en la persona de su hijo, como si aquél no hubiera muerto. El niño sufría una presión proyectiva de no crecer y quedarse siempre con su madre, no separarse de ella. Cuando el niño creció y tuvo que ir a la escuela parecieron los síntomas: retraso del lenguaje, inmadurez y miedo de la madre a perder a su hijo.
El niño reemplazaba el abuelo y así ella no se sentía triste.

Psicópata versus trastorno de personalidad narcisista:
El complementario nunca es considerado en ninguno de los trastornos como una personalidad integrada con derechos y necesidades, sino que es el cosificado y visto como un medio para un fin.
La desconexión afectiva ocupa un lugar importante en ambos trastornos, si bien el psicópata carece de emociones profundas, el narcisista puede fantasear una relación idílica que simplemente está incapacitado para llevar a término, y atribuirá los fracasos a la inadecuación o incompetencia del otro, para salvaguardar su autoestima.
Los dos también tienen dificultades similares para experimentar sentimientos de duelo,, o empatía con el sufrimiento que generan. Pero el psicópata no posee respuestas, el narcisista si para poder proteger una autoestima lesionada.
En el psicópata el hecho de provocar dolor, supondría una obtención de placer en sí mismo, en el caso del narcisista, el placer se obtendría por el sometimiento del otro y el ensalzamiento del propio valor, y la merma del otro.
En ambos la ira es una emoción a flor de piel. Son participes de respuestas y reacciones coléricas como fruto de esta emoción primaria.

Según una estadística de la Universidad de Buffalo: concluyeron que los hombres tienen una marcada tendencia a ser más narcisistas que las mujeres.
La dra. Emily Grijalva dice que el narcisismo se asocia a diferentes disfunsiones sociales que incluyen la inhabilidad de mantener relaciones saludables a largo plazo, conducta no-ética y agresión. Pero también, el narcisismo se relaciona con la autoestima, la estabilidad emocional y la tendencia a emerger como líder. Estas características podrían explicar la gran disparidad de género que sufren las mujeres en puestos de trabajos calves.

Abuso de las redes sociales: las  SELFIES (temor del contacto directo con el otro).










sábado, 9 de abril de 2016

REFLEXIONES SOBRE LA DISCIPLINA

De George V. Sheviakov... Hace muchos años, cuando mi hijo estaba en segundo o tercer grado, me encontraba muy atareado con una serie de conferencias sobre "cómo ser buenos padres y maestros".
Comencé a notar que no obtenía los mismos resultados con mi hijo que antes. Por último decidí tomarme un día libre y pasarlo con el niño en la playa. Una vez allí, jugamos a la pelota, pintamos algas e hicimos todas las cosas que se hacen en la playa. Al final del día me sentía completamente agotado e incluso mi hijo estaba algo cansado, pero muy feliz. Cuando volvimos a casa, me dijo de pronto :"¿No lo pasamos bien?" Cuando le hube contestado afirmativamente, me dijo: "Sabes, de ahora en adelante voy a hacer todo lo que me digas"
Esa fue su reacción sin castigos, sin sermones, sin reprimendas, pero sí, divirtiéndonos juntos. No sólo diversión, sino también tiempo e interés y ayuda para desarrollar aptitudes significativas para él. Creo que esto es algo que los maestros deben tomar en serio. ¿Qué clase de imagen, qué clase de prototipo de un adulto le presentamos a los niños?
Esta cuestión concierne a todo adulto responsable de un niño. Con todo, es de importancia especial para el directivo escolar cuyas responsabilidades incluyen no sólo muchos niños, sino también la comunidad y su personal. El directivo debe conocer a su comunidad y a sus valores. Debe dedicarse a educarla para que sustente una escuela mutuamente satisfactoria. Debe seleccionar el material sobre la base de criterios que van más allá de las calificaciones promedio de los candidatos. Y debe seguir ayudando a educarla al presentarse no tanto como un jefe al que pueden o no temer, pero al que deben obedecer, sino más bien como un consultor con quien pueden discutir las distintas posibilidades.
Creo que la tarea básica del directivo consiste en crear un clima en el que más maestros puedan hacer más elecciones y tomar más decisiones. Si bien esto puede incluir errores, el directivo como consultor constituye una salvaguardia contra los errores más serios y, además, todos aprendemos de nuestros errores. Si los maestros no temen al jefe y éste se comporta como un consultor, es más probable que discutan sus problemas con él. Esto es algo que aprendí de Fritz Redl hace algunos años, cuando éste dirigía un campamento para los llamados niños y niñas delincuentes. Todas las noches reunía al personal y comenzaba diciendo a sus asesores qué errores había cometido ese día. Así, los demás podían plantear sus propias dudas, interrogantes y errores, y esto permitía que la disciplina se examinara a la luz del propósito del campamento.
Creo que los maestros debemos considerar la disciplina en términos de la medida en que ayudamos a los demás a hacer elecciones, a examinar las alternativas en forma racional y a sentirse libres para cometer los errores que forman parte del crecimiento personal.